Al usar este sitio, acepta el uso de cookies Más info Ocultar


Impermeabilizaciones en Sevilla

5 tipos de Tela Asfáltica Impermeabilizante ¿Para qué sirven?

¿Para qué sirven los diferentes tipos de tela asfáltica?

Como empresa de impermeabilizaciones sabemos qué tipo de tela asfáltica necesitas

La tela asfáltica, como su propio nombre indica, se trata de un material recubierto de asfalto que su principal uso es para la impermeabilización de terrazas, techos, patios y tejados.

¿De qué materiales está compuesta la tela asfáltica?


Si desmembramos este tipo de “tela" nos encontraríamos con una base de fieltro saturado con asfalto a la que se le suma una capa más resistente de revestimiento hecho de asfalto mezclado con algún estabilizador orgánico como puede ser fibra de vidrio, asbesto, fibras de minerales, etcétera para darle consistencia.

Normalmente este tipo de impermeabilización incluye una capa más, que estaría compuesta de un granulado mineral para darle más resistencia aún si cabe, ya que esta capa sería la que finalmente estaría en contacto con el ambiente y la intemperie.

Este tipo de solución es de las más utilizadas para evitar goteras y humedades que pueden dañar los materiales de obra que se encuentran debajo.

Protegen a la perfección superficies como: las placas de escayola, estructuras de hormigón o diferentes elementos estructurales que compongan la construcción.

El resultado será efectivo y duradero si escogemos el tipo de tela asfáltica adecuada a la necesidad que tenemos.



En el mercado podemos encontrar diferentes tipos:


  • Tela asfáltica básica: Este tipo de tela es la más básica y común de todos los tipos que existen, está compuesta por un revestimiento de asfalto con fibra de vidrio y polietileno a doble cara.

  • Tela asfáltica con acabado pizarra: Este tipo de tela se caracteriza por que tiene una gran capacidad de soportar cambios de temperatura, es decir, es elastómera. Además tiene la particularidad de que la capa superior que queda al aire libre tiene un acabado pizarra, lo que lo hace ideal para cuando no queremos poner ningún pavimento encima y queremos simplemente poner la tela, sin embargo de esta manera la superficie no será transitable ya que podríamos romper la tela.

  • Tela asfáltica de aluminio: Este tipo de tela, al igual que la anterior, se emplea para proteger las zonas no transitables, ya que no es necesario colocar pavimento encima. Se caracteriza por la composición de la tela que contiene una lámina interior de bituminosa de oxiasfalto que aporta dureza y resistencia. Tiene un acabado de aluminio gofrado de 1 o 2 milímetros en la capa superior que protege la tela de los rayos del sol.

  • Tela asfáltica autoadhesiva: Para la aplicación de las telas asfálticas es necesario recalentar la tela para que las propiedades viscosas y adhesivas de la bituminosa nos permitan colocar las placas y soldarlas. Sin embargo actualmente existen telas autoadhesivas que nos evitan el engorro de calentar, tragar vapores y soldar placas para colocar las telas. Este nuevo formato trae un adhesivo muy potente que no es necesario calentar ni tratar antes de emplear, por lo que ahorra tiempo y es más sencillo de aplicar, además de que son ideales para cubrir superficies que no sean planas, como pueden ser tuberías, canales, etc.

  • Tela asfáltica imitación teja: Este tipo de tela asfáltica, al igual que la de pizarra o aluminio, tiene un acabado en superficie superior, se diferencia del resto por su acabado imitación de teja roja. Realmente el acabado está compuesto de pizarra, pero tiene un dibujo de imitación al ladrillo. Se trata de una tela con un precio algo superior al resto de tipos, pero tiene un bonito acabado.


Escoger el tipo de tela asfáltica adecuada para el trabajo de aislamiento es clave en el éxito del mismo. De esta manera nos evitaremos tener que levantar el pavimento superior para cambiar la tela con todos los gastos que supone.

Keywords: 

Pub: , Mod: 25/12/2018, Por: 

 5(38 )